Buscar trabajo es, en sí, un trabajo

Consejos para facilitarte la búsqueda de empleo


El hecho de estar en búsqueda activa de empleo o querer un cambio de tu puesto actual, puede generarnos estrés y frustraciones.

No es nada fácil tomar la decisión de hacer ese cambio, así que si ya has dado ese paso ¡enhorabuena!, es un gran comienzo.

Pero ¿por qué ese cambio hacía un futuro mejor nos genera esa ansiedad?

Define el puesto de trabajo al que quieres optar. ¿Cómo? A continuación te lo explico:

Lo primero de todo, porque supone una carga de trabajo extra a lo que ya hacemos en nuestro día a día: horas ante un ordenador buscando el puesto ideal, rellenando interminables formularios online, identificando los buscadores de empleo que más nos convienen, preguntando a amigos y familiares si conocen a alguien que esté contratando, hablando con head hunters que nos puedan ayudar, poniendo a punto nuestro CV, etc.

Y si a ello le sumamos la presión social, noticias que hablan de la incertidumbre laboral y de una pandemia que no termina de ver la luz, es normal que nos sintamos como dicen en inglés, overwhelmed ( abrumad@s). Y es que buscar trabajo, es un trabajo en sí mismo.

Pero no te preocupes, porque como en todos los trabajos habrá cosas que nos guste hacer más que otras.

A continuación me gustaría darte unas pautas que me han funcionado tanto a mí como a otras personas a las que he ayudado en mi trayectoria.

Al igual que en cualquier trabajo lo primero que tienes que hacer es organizarte, si no lo haces acabarás presentándote a cualquier oferta y perderás el norte.

La organización te ayudará a invertir tu tiempo de una manera inteligente, ahorrando energía y poniendo tu foco en aquellas acciones que te acercarán al cambio.

¿Cómo puedes organizarte? La respuesta es: planificando.

Define el puesto de trabajo al que quieres optar. ¿Cómo? A continuación te lo explico:

Una vez que ya tienes clara la estrategia del puesto al que quieres aplicar tienes que organizar tu calendario para no perder el foco.

Determina cuántas horas vas a dedicarle a la búsqueda de trabajo cada día y resérvalas en tu agenda. Haz lo mismo con las acciones que ello conlleva: mandar emails, usar LinkedIn, postularte a las ofertas, etc.

Y por último, recuerda que no estás sol@. Comparte tu plan semanal de búsqueda de empleo con alguien (familiar, amig@) con el que al final de la semana puedas revisar tu avance. Es muy importante celebrar tus logros, incluso si has hecho una entrevista y es un NO, ¡celebra lo que has aprendido!
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.